las aerolíneas deben reembolsar vuelos cancelados

A no ser que el usuario pida vouchers o postergaciones se deberá proceder al reembolso

En medio de una crisis aérea sin paralelos en la historia ni siquiera con el 2001 por el atentado a las torres gemelas, muchas aerolíneas buscaron la salida fácil. En lugar de reembolsar viajes que ya no eran posibles (como visitar Miami este mes) ofrecían vouchers para futuros viajes o un cambio de fecha arbitrario.

Ambas opciones fueron negadas por la máxima autoridad en cuestiones monetarias. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos resolvió que las aerolíneas no podrán especular con estos fondos y deberán hacer un reembolso efectivo en menos de 30 días.

Las medidas son especialmente aliviantes para los viajeros a, precisamente, Estados Unidos. Tanto United como Delta, dos de los gigantes de la aviación, habían postergado sus viajes entre Argentina y Estados Unidos hasta junio. Sobre eso, ofrecían como única alternativa a los pasajes postergados aceptar estas nuevas fechas o recibir un “vale” por el precio que se pagó por el pasaje.

En situaciones comunes sería meramente una típica viveza de la compañía a costa de los usuarios pero esta crisis no es solamente económica sino también social. Qué argentino quiere llevar a su familia a un país azotado como ningún otro por el Coronavirus y con el sistema de salud más caro y privatizado del mundo? Y cuantos son los que querrían hacer ese tipo de viaje aún en nuestra coyuntura económica?

Celebramos que el sentido común haya prevalecido sobre la especulación financiera de las aerolíneas. Desde La Ola informamos a nuestros lectores que no pueden evitar reembolsarle el viaje si es que así lo solicitan: cualquier alternativa debe ser pedida por ustedes, no ofrecidas por ellos.